Solidaridad con las personas activistas y demócratas brasileñas.
Un año después del asesinato de Marielle Franco en Río de Janeiro, el 14 de marzo de 2018.

Attac Europa se solidariza con todas las personas activistas y demócratas brasileñas en su lucha por los derechos sociales y políticos y por la democracia, y en contra el gobierno violento y autoritario de Brasil.

Marielle Franco y muchos otros activistas han sido víctimas de una respuesta asesina a su lucha contra la pobreza, el neoliberalismo y la corrupción. Como concejala, Marielle Franco defendía los derechos de las personas que habitan las favelas, oponiéndose a la violencia estatal contra las gente ignorada y oprimida que dejan atrás una sociedad dominada por los intereses de las transnacionales y por el 1% más rico.

Como activista feminista prominente, fue un símbolo de una lucha que integra el género y la igualdad racial y los derechos sociales y políticos, y alentó a la gente a comprometerse en la solidaridad. Por eso, así como la repercusión de su lucha contra las fuerzas económicas y políticas corruptas a nivel local, lo que llevó a su asesinato y al de su chófer en lo que fue una ejecución extrajudicial, en la que participaron oficiales del ejército cercanos al entonces presidente Michel Temer. Este asesinato, hace un año, mostró la violencia de las crecientes fuerzas políticas de la extrema derecha.

Apoyaremos su lucha exponiendo y combatiendo la complicidad económica y política entre el régimen actual de Brasil y las empresas y los políticos de nuestros propios países.

Este es nuestro deber común en honor de Marielle Franco y de todos los activistas asesinados en Brasil.

Red Europea de ATTAC, 14 de marzo de 2019