EVENTO EN FACEBOOK

En el hemisferio norte, el periodo comprendido entre 1983 y 2012 fue el intervalo más cálido de los últimos 800 años.
El IPPC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) afirma en su 5º informe que, “a finales del siglo XXI, el aumento de temperatura global en superficie con respecto a 1850 superará 1,5ºC en todos los escenarios previstos”, con valores más probables entre 3,7 y 4,8 ºC.
La causa fundamental del cambio climático es la actividad humana, nuestro modo de producción y consumo, responsable del aumento de temperatura media por la emisión masiva de dióxido de carbono y otros gases, que han modificado la composición de la atmósfera desde hace más de siglo y medio incrementando los Gases de Efecto Invernadero (CO2, CH3,NO2) , de tal forma que las concentraciones actuales son las más altas en los últimos 800.000 años. Además, el ritmo de incremento de las mismas en este siglo no tiene precedentes en los últimos 22.000 años. El origen de estas emisiones corresponde a la industria (32%), agricultura (25%), construcción (18%), transporte (14%) y otras. 
Entre estos gases destacaremos fundamentalmente el CO2, el de mayor concentración en la atmósfera y una vida media más prolongada. Todos estos gases desempeñan un papel análogo a los cristales que retienen el calor en un invernadero. El aumento del CO2 procede de la quema de combustibles fósiles y de la desaparición de bosques en el siglo XX fruto de la extensión agraria. El incremento del metano (CH4) se debe al desarrollo de la ganadería intensiva, aunque también a la extensión de los arrozales, la degradación de la materia orgánica en los vertederos y al uso de gas natural. La emisión de N02 corresponde a la utilización de abonos químicos en la agricultura industrializada. 
En resumen, detrás del cambio climático está la utilización masiva de combustibles fósiles desde la Revolución Industrial, especialmente desde la 2ª Guerra Mundial, y en menor medida la agricultura industrial.
En la fecha actual la temperatura atmosférica se ha incrementado en 1ºC observándose ya sus efectos. Los glaciares y los mantos de hielo (Groenlandia y la Antártida) están perdiendo masa y fundiéndose. La extensión del hielo ártico marino disminuye, mientras que el antártico ha aumentado ligeramente. En el hemisferio norte la cobertura de nieve disminuye y el suelo helado se funde. Los océanos han aumentado su temperatura. El nivel medio del mar se ha incrementado, siendo este aumento el más alto en los dos últimos siglos. El patrón de precipitaciones está cambiando: en las regiones más húmedas se incrementan las precipitaciones y en las más secas disminuyen.
Este inevitable cambio del clima producirá una modificación mayor o menor del conjunto de tierras de cultivo y en los recursos hídricos, que repercutirá en la distribución de las zonas habitables. El avance de los desiertos eliminará tierras fértiles al tiempo que otras, inhóspitas debido al clima, se abrirán al cultivo. Esto supondrá amplios movimientos de población que se sumarán a los provocados por el aumento de nivel del mar, el progresivo colapso de la vida de los océanos y el agotamiento de la pesca. A esto se agregarán guerras por acaparamiento de recursos, ya escasos, acrecentando la conflictividad social.

 

GRUPO DE DECRECIMIENTO PALENCIA “HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO”.

Si quieres contactar con nosotros y participar en nuestras actividades 
Facebook Grupo de Decrecimiento “Hasta aquí hemos llegado”
Email: hastaquihemosllegado1972@gmail.com